miércoles, noviembre 24

Crítica de Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1

Publicado por Migeru en miércoles, noviembre 24, 2010
Pues tenía que llegar y llegó, la primera parte de la última entrega de Harry Potter se ha estrenado y por tanto su universo vuelve a estar presente en las carteleras eclipsando al resto de estrenos de esta semana. Bien, realizar una crítica para esta película es un tanto complejo ya que hay que tener en cuenta el resto de entregas, la saga literaria y la evolución de los personajes con el paso de los años. Ciñéndonos a esto habría que realizar dos críticas distintas para ser realmente justos con esta cinta, por un lado la crítica de los fans y seguidores de la saga Harry Potter y por otro la crítica de los profanos en la obra literaria y aficionados al cine. Yo personalmente me encuentro entre los segundos ya que no he leído jamás ningún libro del famoso mago y por tanto difícilmente puedo juzgar la película en lo que a su adaptación se refiere, si que puedo hacerlo sin embargo como aficionado al cine y habiendo visto el resto de entregas y los sucesivos cambios acontecidos en las mismas, cintas que desde hacía varias entregas han ido cayendo en la más profunda de las muertes salvo quizás la quinta parte.
La primera y original “Harry Potter y la piedra filosofal” presentó un universo fascinante de imaginación y peculiaridades que sin duda quedarán en la historia del cine, pero a partir de la segunda parte ha ido perdiendo fuelle poco a poco hasta desinflarse completamente en la anterior parte “Harry Potter y el misterio del príncipe mestizo”. No era demasiado difícil superar esa cinta, de manera que esta última entrega es claramente superior pero no por ello deja de defraudarme en varios aspectos que paso a comentar a continuación.

La película empieza de forma apasionante, el inicio de la cinta anuncia una fuerte carga sentimental, un aliciente de drama considerable y una más que posible acción con respecto a las actividades de los villanos de la historia. La primera parte presenta una secuencia espléndida, como las que vimos en otras entregas, en la que vemos una apasionante y emocionante persecución de los malvados así como una planificación de los mismos para enfrentarse al joven y todavía inexperto mago. Todo parece indicar que vamos a ver una película de aventuras llena de secuencias emocionantes y con fuertes cargas de acción.
Sin embargo, conforme avanza la película, lo único que me he ido encontrando es a unos personajes que vagan eternamente por bosques sin saber a dónde ir a la espera de no se sabe qué y no se sabe cuándo. Personalmente creo que casi dos horas y media de película para destruir un artilugio y para descubrir lo verdaderamente interesante de la misma, que son las famosas reliquias a las que se alude en el título, se hacen considerablemente largas ante la espera y el deseo de que avance la historia un poco. Media hora menos de escenas entre arboles y bosques sin ningún avance habrían caído bien para aquellos que estamos deseando ya desde la tercera entrega que se nos muestre el anunciado enfrentamiento con el señor oscuro Voldemort, que en esta ocasión ya pinta algo más en la historia pero que continúa ridículamente sin hacer nada de nada salvo reunirse con una serie de personajes que una vez más quedan en el olvido siendo eclipsados por el insoportable personaje que interpreta la señora Bohan Carter.
Una vez más he vuelto a encontrarme con un título en el que posiblemente los fans de los libros se sientan altamente satisfechos pero en el que los que esperamos ver algo más que situaciones medio amorosas entre los personajes y ridículas discusiones provocadas por un artilugio que como si se tratase el anillo único parece sacar lo peorcito de cada persona que lo lleva consigo. Sorprendentemente ya me esperaba algo así, tampoco le pedía peras al olmo, pero creía que ante el inminente final se iba a poder disfrutar de algo más y no de lo mismo de siempre ya que acabé con la misma sensación que la anterior parte, una agonizante espera inundada por los sentimientos y dramas de los personajes principales, unos personajes que sinceramente tampoco tienen chicha bastante como para crear el triángulo amoroso lleno de celos y desconfianza que hay por parte de los protagonistas convirtiendo a Hermione en el centro de sus peleas y aletargando el transcurrir de la película.
Se desaprovechan muchos personajes interesantes en pos de narrar las vivencias personales del trío protagonista que no me acaba de convencer, posiblemente cualquiera de los personajes secundarios que aparecen sea más atractivo argumentalmente que estos tres amigos que llegan a su madurez y como tal comienzan a vivir experiencias más adultas, esto en parte tampoco es muy negativo ya que acerca la película a un público más maduro y trasforma la narración de la cinta en diálogos complejos y eso sí, interminables.
Como comentaba anteriormente, el mayor problema de esta película radica en aquellos que no somos fans acérrimos de la saga literaria y que estamos esperando un poco de chicha entre tanta carga sentimental y emotiva. Creo también que existe un problema que va más allá del propio argumento del film y es que esta vez la película es verdaderamente fiel al libro, así lo afirman la mayoría de fans, y a su vez esto provoca que muchos de los personajes suenen a raro en el espectador inexperto. Posiblemente tanta paja en las anteriores entregas cinematográficas de Harry Potter han hecho que personajes como Tonx, LaFleur y varios miembros de la orden del fénix (entre otros), parezcan nuevas incorporaciones en una película que puede parecer confusa precisamente por eso y es que he echado en falta alguna puesta en antecedentes para recordar donde y como han ido a parar la mayoría de personajes porque aun habiendo visto las películas anteriores tengo que reconocer que me vi obligado a hacer un fuerte ejercicio de memoria para reconocer a los personajes, términos y lugares que se me presentaron, sobre todo al principio del film, y esto no es problema para aquellos seguidores expertos pero sí para el espectador que va al cine a disfrutar de una película.
Antes decía que la acción iba desapareciendo considerablemente tras el inicio del film y que la historia era demasiado lenta y demasiado centrada en los personajes principales y su sentimentalidad olvidando el resto de partícipes e intentando arreglar así todos los estropicios acontecidos en las otras películas. Pues bien, tengo que reconocer también que esto no es culpa del director, ni de los guionistas, ni de los propios actores, sino de una J.K.Rowling que aprovechó la gallina de los huevos de oro que le ofrecía el cine para escribir un último libro que comienza de forma que enganche con bastante acción y que se alargue eternamente con absolutamente nada para finalizar con un desenlace medianamente digno, y por ello la culpa quizás es de la propia autora.
Mucho, muchísimo plano para Hermione y Harry Potter, que continuamente realizan paripés para agradar a los fans como el bailecito que el señor Potter hace con la jovencita para animarla (después de días) o la escenita de ambos mostrándonos como han crecido ellos y también sus atributos en una secuencia que intenta calentar un poco el ambiente y que sin duda despierta entre los fans algún que otro suspiro. Un montón de personajes que no aparecen absolutamente nada y otros que regresan para no hace tampoco nada. Otro montón de plano para la insoportable Beatrix y una considerable apuesta por recuperar al personaje de Dobi y las criaturillas simpáticas para darle un final memorable.
Decir también que igual que digo que la película me ha aburrido bastante en la mayoría de metraje, un metraje excesivo para lo que se ha contado y como se ha contado, también tengo que reconocer que esta película ha dejado secuencias espléndidas y momentos grandiosos dignos de pasar a la historia del cine moderno como la incursión de Harry y sus amigos en el ministerio de magia o la narración de la leyenda de los tres magos que se hacen con las reliquias de la muerte, una narración estupenda que se adereza con una animación muy atractiva que hace palidecer cualquier película animada de Tim Burton. Al margen de estas escenas, los efectos especiales son también notorios, impresionantes en las pocas secuencias de acción que se nos muestran y agradecidos para los que queremos ver algo de chicha entre tanto bosque y tantas idas y venidas, es una autentica maravilla ver el final de Dobbi, lo bien hecho que está y lo realistas que resultan las criaturillas que aparecen en la película.
En definitiva, “Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1” no me ha ofrecido absolutamente nada, han sido dos horas y pico de alargamiento de una historia que ya no da más de sí y que desesperadamente clama a gritos la batalla final entre el bien y el mal. Me quedo con varias secuencias como las que he comentado anteriormente y con la sensación de querer más, me quedo pidiendo más, que me den algo más, porque si en dos horas y media de metraje a falta de otras tantas para el desenlace final de la franquicia, solo han podido ofrecer esto… tengo auténtico miedo en lo que me pueden ofrecer para cerrar la historia.
Resumiendo, la película es un mero entretenimiento para los profanos y desconocedores del libro original, una cinta que puede resultar caótica si no conoces al dedillo a todos y a cada uno de los personajes de la novela y que conforme avanza en la trama no ofrece nada destacable. Para aquellos que son fans y han leído el libro, seguramente han quedado maravillados ante el film y podrían soportar otras dos horas interminables de diálogos de celos, dramas, peleas e idas y venidas del trío protagonista sin llegar a ningún sitio.
Creo que es superior a su predecesora, aunque eso no era muy difícil, pero inferior a otras entregas como la orden del fénix, donde los personajes sí que compartían protagonismo con los secundarios y ofrecía bastante acción. Desde luego no es la película de estas navidades y espero que en Junio se cumpla lo que aparentemente se promete y salga algo en condiciones porque si no estaríamos ante uno de los desastres más estrepitosos del cine con el cierre de una saga. Por cierto ¿Qué ha sido de la señora McGonagall? ¿y del resto de profesores de Howards?

por Migeru
Nota de la película: 6

1 comentarios:

OtakuGenin on 26 de noviembre de 2010, 1:15 dijo...

Haber el problema de esta adapctación, es que el director encargado de esta película trató de enmendar cosas importantes que el director de la sexta entrega se saltó a la torera. Como ya dijo la escritora en su momento, el sexto libro y el séptimo son en conjunto uno solo, pues son los que tienen una conexión más fuerte que las anteriores versiones.

AVISO SPOILER

Para empezar, en el sexto libro un 40% de este (por redondear) te muestran recuerdos de Voldemort de cuando se hacía llamar Tom Ridle. Lo que ebfocaba más la trama a ese personaje, en la película solo muestran los recuerdos de Ridle enfocados a los Horrocruxes, unos dos. No te hablan casi nada de Voldemort.

Otro 40% de desarollo, escenas de acción, intriga, investigación... En el libro "La orden del Fénix" es la encargada de la vigilancia de Howarts y no los aurores puestos por el ministerio. En la última parte del libro hay una batalla entre los mortífagos con "La orden del Fénix", el director ignoró por completo esta escena. Ponen una escena que no viene al caso de la destrucción de la madriguera para enseñar al espectador algo como "mira que malos somos los mortífagos", cosa que no pasa en el libro.


Y finalemre un 20% con partes de romance, aquí el director hizo gala de lo que suelen hacer directores de la talla de "High School Musical" y empezó a enfocar la película en este tipo de escenas. Y dejando las cosas importantes prácticamente en un segundo plano...

De ahí a que en esta primera parte tratasen de intentar de subsanar lo errores de la anterior película con esa introducción, para mi fue un acierto. En el séptimo libro la autora empieza a liquidar personajes a diestro y siniestro. Cosa que no me esperaba ver en la película, me sorprendí al ver como en su transcurso, cierto animalito que iba en una jaula en la escoba de Harry muere cayendose con la jaula puesta, un final bastante trágico para el animal, en la película el animal acaba de manera muy digna defendiendo a su amo... La verdad es que no me esperaba semejante nivel de fidelidad.

FIN SPOILER

En cuanto a que la trama en sí de la película es lenta y de que siempre están huyendo, en el libro es tal y como lo cuentan (con su correspondientes variaciones), de hecho creo que hicieron un gran trabajo tratando de suavizar esa agonía que había en el libro, de estar siempre investigando, huyendo y defenderse, investigando huyendo y defenderse, en el libro eso es mucho peor y al menos en la película tratan de solventar esto con algunas escenas de humor...

Además cuentan muy bien cosas de vital importancia que se complementaran con la última parte. Dando a entender de que esta parte es una antesala, una presentación de la última parte. Donde se condensarán prácticamente todas las escenas de acción.

En conclusión bajo mi punto de vista esta película es bastante fiel al libro (otra cosas es que a los espectadores les guste o no), trata de solventar los estropicios que dejó el director de la sexta entrega, y te ponen en escena para lo que se viene en la próxima pelicula. Vamos que la película no está mal y supuestamente todo lo bueno viene al final...

Publicar un comentario

 

Otakumunidad Damned. Tu comunidad otaku. Noticias de anime y manga Copyright © 2012 Design by Otakumunidad Damned Otakumunidad Damned